Feliz sábado confinado, personas humanas. ¿No os habéis vuelto locos aún con el encierro del #Covid19? Confiamos en que todos y todas estéis bien, a pesar de la incomodidad. Es esencial mantener la calma, ser pacientes y procurar mantener la actividad y las rutinas. Tras un par de programas especiales, con el Coronavirus de fondo, Homo Autónomo hace lo mismo: volver a las esencias. Esta semana volvemos a los programas eminentemente prácticos, en uno de esos programas-clase que tan bien se le dan a Ángel.

Y lo dedicamos a una de las cosas más difíciles de la actividad de todos los autónomos y autónomas. Sobre todo, cuando se acaba de llegar a esta jungla: poner precios a tus productos o servicios. ¿Cuánto vale tu trabajo? ¿Qué cobrar por esto o aquello? ¿Con qué o quién compararse? Es un tema lo suficientemente importante, como para dedicarle más de un programa. El de esta semana será el primero de ellos. En él hablamos de nuevo de algo que ya hemos visto: el dolor de pagar. Y también el concepto de estrategia de precios. No os preocupéis, si quedan temas por tratar. Habrá más programas sobre este tema. Aún así, podéis contactar con nosotros en la web o en las redes sociales, para hacer llegar vuestras dudas.

ENLACES Y COSITAS DE LAS QUE HABLAMOS EN EL PROGRAMA

  • Brito se ha estado peleando con su ordenador, su sistema operativo y una reinstalación «en frío» de todo su equipo. Aunque le ha tocado apretar el culo recomienda los sistemas basados en GNU/Linux. Él lleva años usando Mint (en inglés). Podéis encontrar información de otros sistemas más conocidos, como Ubuntu, aquí (by Linux en Español). Y un artículo interesante sobre el tema, aquí, (cortesía de Desde Linux). Por si queréis echar un vistazo y aventuraros a cacharrear #BritoApproves.
  • Ángel ha estado dando un ojo a Roundee.io, una sala de videoconferencias muy parecida a Skype, pero con algunas mejoras respecto a dicha plataforma. Es ideal para estos días de confinamiento, cuando las videoconferencias de trabajo abundan. Y también los encuentros virtuales con amigos, familiares y demás. Quizás cuando pase todo esto pueda ser una herramienta útil en vuestro trabajo.

Es todo, por esta semana. En breve volveremos a tratar el tema central, aunque también trataremos más asuntos de nuestra lista de programas pendientes. Y también aquellos que nos queráis proponer y sean interesantes. Ya sabéis: tenéis varias vías de contacto posibles. Hasta que volvamos a escucharnos, mi obligación, como le pasa a estos chicos, es daros las gracias por acompañarnos una semana más. Y también la bienvenida, si acabas de llegar. Os recordamos que nos vienen genial para crecer como proyecto vuestras valoraciones de 5 estrellas en iTunes, los corazoncitos verdes en Spotify y los «me gusta» y comentarios en iVoox.

Todos esos pequeños detalles nos ayudarán a subir en los rankings y eso hará que este podcast cada vez lo escuche más gente. Si nos quieres mucho, mucho también puedes patrocinarnos o usar el enlace de afiliados de Amazon (tus compras no cambian de precio), si nos quieres apoyar económicamente. Gracias por vuestra fidelidad y vuestro tiempo. Pasad buen fin de semana y cuidaos mucho. Ahora más que nunca.. Nos escuchamos en el próximo episodio. ¡Quedaos en casa y lavaos las manos muchérrimo, humanos (yo no tengo, así que…)!