Saluditos, gente del «mundo autonomil». Con la tontería va avanzando marzo (trimestral del IVA, ¡Tachán!) y seguimos publicando episodios del podcast, como si no nos costara ni esfuerzo, ni tiempo. Y tan a gustico, oye.

La semana pasada hablamos de temas «útiles y prácticos», así que esta semana toca desbarrar un poco. Ya sabéis que a estos chicos les gusta la variedad. A raíz de una charla informal a César le ha asaltado una duda:

Lo del emprendimiento, las startups y todo eso ¿Es una burbuja? ¿Ha estallado o está a punto de hacerlo? ¿La gente se ha cansado de los emprendedores y emprendedoras? Según los datos (como puedes ver en el gráfico de Google Trends), no parece que sea así, pero la sensación de hartazgo es evidente. ¿Por qué?

google-trends-emprendimiento

Ángel y César charlan sobre este asunto y analizan algunas de las posibles razones. También hablan de la cantidad de eventos, charlas, formaciones y mandangas motivadoras relacionadas con el movimiento emprendedor que han surgido — y aún surgen — como setas. Os cuentan cómo identifican ellos una buena actividad de este estilo y también os aconsejan para identificar «magufadas» que sólo os restarán tiempo y, a veces dinero

Noticias y actualidad

Por esas cosas de la serendipia, una de las noticias que más ha llamado la atención esta semana es esta que publica El Confidencial. Un «gurú» de las inversiones, conferenciante y autor de un libro titulado «Espabila y gana dinero con la crisis», entre otros, que está siendo buscado por algunos de sus socios y por las autoridades. Se ha esfumado con 600.000€. Normal que la gente no se fie de según qué personajes.

Y no tenemos nada más que contaros, por esta semana. La próxima volvemos con temas de nuevo prácticos y pragmáticos, que no se diga que con el podcast no aprendéis cosas útiles y perdéis el tiempo filosofando. Muchas gracias por acompañarnos otra semana más. No olvides dejar tu valoración de 5 estrellas en iTunes, tu corazoncito verde en Spotify o tu ‘Me gusta’ o comentario en iVoox. Y si te mola, ¡compártelo! Que es muy triste ‘de pedir’, pero más triste ‘de robar’. Gracias por vuestra fidelidad. No olvidéis que nuestro buzón de correo está siempre abierto. ¡Nos vemos pronto!